Definir el target de tu empresa

Definir el target de tu empresa

Pasos a seguir para llegar a tu cliente ideal

A la hora de realizar campañas de marketing digital, la creación de un target específico es una de nuestras prioridades. Por ello, hemos encontrado relevante definir este concepto, mostrar por qué es importante para tu empresa y, mediante un ejemplo, mostrarte como se representa a través del buyer persona.

¿Qué es el target?

El público objetivo o target es el conjunto de personas a las que una empresa busca venderles un producto o servicio. En la actualidad, resuena además el término buyer persona, al que podríamos definir como el prototipo de cliente que esperamos en la empresa. Este prototipo se llevará a cabo mediante una representación lo más realista posible de un consumidor real.

¿Por qué es importante definir a tu cliente ideal?

1. En cualquier negocio, independientemente de ser digital o no, querer dirigirse a todos, es no calar en nadie. En la era digital esto se agudiza. El público que puedes alcanzar es mucho más amplio, no obstante, no quieres llegar a cualquiera. No se trata de que todo el mundo vea tu campaña de marketing en internet o redes sociales, sino que lo vean aquellos que están dispuestos a comprar tus productos o servicios.

2. Realizada la segmentación y sabiendo a quién te diriges, es más sencillo ejecutar una estrategia de marketing efectiva, con unos objetivos claros y realistas.

3. Esto te encaminará a no malgastar tu tiempo y tu dinero. Por tanto, llevarás a cabo una optimización de tus recursos que te harán dirigirte, directamente, a tus potenciales compradores.

4. Si conoces a tu público, sabrás lo que necesita. Teniendo esta información entenderás cuáles son los problemas de tus consumidores y, por ende, les ofrecerás soluciones.

5. Cada persona tiene gustos, aficiones y comportamientos en red diferentes. Por esta razón, visitamos o interactuamos con páginas web y redes sociales distintas. Saber mi target me permitirá tener claro dónde debo crear una campaña de marketing de contenidos (Instagram, Facebook, Twitter, YouTube…), dónde colocar mis anuncios de Google Ads, los horarios en los que mis potenciales compradores se conectan, etc.

¿Cómo creo la buyer persona de mi empresa?

  • En primer lugar, desarrolla la información demográfica del cliente potencial.

¿Te vas a dirigir a hombres, a mujeres o ambos? ¿Qué edad tienen? ¿Cuál es su situación sentimental? ¿Estudian, trabajan o están en paro? ¿Dónde viven (país y región)?

Este es el sesgo más general que nos permitirá reducir al público en gran medida para empezar a aproximarnos al futuro comprador.

  • En segundo lugar, debes plantearte su nivel sociocultural.

¿Qué nivel de ingresos tiene? ¿qué idiomas habla? ¿qué costumbres posee? ¿se identifica con unos valores claros? ¿es religioso? ¿qué titulaciones ha realizado? ¿le gusta ir al cine? ¿practica algún deporte?

En este apartado, desarrollaremos la personalidad de nuestro cliente.

  • En tercer lugar, debemos saber por qué nos necesita.

¿Qué problemas tiene ese buyer persona que estás creando? ¿Cómo se enfrenta a esos conflictos?

Esto nos permitirá saber si nuestra empresa soluciona parte de esas preocupaciones y cómo hacerlo para conectar emocionalmente con nuestros clientes.

  • En cuarto lugar, los comportamientos digitales de tu prototipo.

¿En qué redes sociales se mueve? ¿Es participativo con el contenido o se limita a comprar? ¿Utiliza el móvil o el ordenador para buscarte? ¿Qué formatos le resultan más atractivos?

Sabremos donde anunciarnos y no malgastaremos el tiempo donde nuestro cliente no está.

Llevemos a cabo un ejemplo práctico para visualizar hasta que punto debes crear, como si estuvieras jugando a los sims, a tu buyer persona.

Ejemplo de Buyer persona: Fantasy Hair

Esta empresa es una peluquería valenciana que realiza todo tipo de cortes y servicios habituales. Busca diferenciarse de su competencia con los mejores resultados para cambios de look radicales y tintes de colores fantasía.

Misión: Ofrecer un servicio único en Valencia con resultados de calidad y que tienen como principal objetivo satisfacer las necesidades del cliente de forma realista.

Visión: Ser la peluquería de referencia para transformaciones radicales y diferentes en la ciudad.

Valores:

  • Honestidad. Los cambios de color suponen, en la gran mayoría de nuestros clientes, pasar por procesos de decoloración. Somos honestos, si tu pelo no lo va a soportar, no te realizaremos este cambio radical, pero pondremos a tu disposición diferentes formas de preparar tu cabellera para el color que buscas.
  • Proactividad. Nos encontramos en un continuo aprendizaje e investigación para ofrecer a nuestros clientes los mejores productos capilares. Además, nos mantenemos siempre pendientes de las últimas novedades y estilos. El color fantasía que deseas combina a la perfección con un corte a la última.
  • Eco. Nuestra concienciación con el medio ambiente nos lleva a trabajar solo con productos cruelty free y con bajas tasas de contaminación en su fabricación. Además de la realización de los mismos, en medida de lo posible, con productos naturales y de cultivo sostenible.

Una vez tengamos claro estos puntos, es decir, quién soy, quién quiero llegar a ser y cómo voy a lograrlo, tendré claro a quién me voy a dirigir.

  1. Mis clientes serán mujeres de entre los 18 y 25 años. Estudiantes que podrían compaginar su formación con un trabajo. Son de Valencia y alrededores.
  2. Pertenecen a una familia de clase media. Hablan varios idiomas: Castellano, Valenciano e Inglés. Tienen estudios superiores, ya sean universitarios o a través de módulos. No son religiosas, pero encuentran ocioso todo lo relacionado con el horóscopo, las cartas del tarot, el karma… En general, confían en las energías. Se trata de chicas creativas, conectadas con el arte y las nuevas tendencias. Muchas de ellas, querrán estudiar o se encontrarán estudiando cosas relacionadas con el arte y la cultura. Bellas artes, diseño gráfico, ilustración, pintura, fotografía, cine, etc. Además, son muy aficionadas al cine y a los servicios de plataformas de video bajo demanda como Netflix o Prime Video. Dentro de sus recomendaciones en estas plataformas no pueden faltar series y películas de animación.
  3. En muchas ocasiones han pensado en cambiar su pelo de color de forma radical y diferente, pero no se han atrevido porque:
    • No han encontrado nadie especializado en estos tintes.
    • No se han aventurado a hacerlo en casa porque han visto demasiados vídeos donde las decoloraciones no acaban bien.
    • Quieren optar por productos respetuosos con el medio ambiente.
    • Buscan un color muy concreto y en el resto de peluquerías no han sido capaces de darle los resultados que esperaban.
  4. Son jóvenes que participan de forma activa en redes sociales como Twitter, Pinterest o Instagram, consumidas a través del móvil.  Además, les gusta seguir contenido en YouTube o Twitch utilizando sus ordenadores. Sobre todo, emplean Instagram y Pinterest para mirar peinados, colores fantasía, y consejos para cuidar el cabello

Esta podría ser una primera descripción de nuestro buyer persona, pero podría extenderse muchísimo más.

Son muchas las empresas que no se atreven a segmentar tanto a sus posibles compradores, pero TRANQUILOS, establecer el prototipo de tu consumidor ideal no equivale a que una persona fuera de esos parámetros no pueda convertirse en tu cliente. Significa que vas a dirigir tus esfuerzos en conseguir el máximo número de perfiles dentro de esa segmentación, todo lo que esté fuera de ella será un plus.

Ir arriba
×